viernes, febrero 20, 2009

Un verdadero artista.


Alguna vez, olvidé mi verdadero nombre.


Y después, entendí que siempre seré yo,


con mi culpa y mi fe, con las cosas que callé.


Y la verdad yo no creo que haya sido en vano.

Las letras de Abril Sosa, mi amigo, me conmueven, son un disparador para hacer, para entregarse a un sueño y tantas cosas más.
En la foto se nos ve festejando con algunos Martinis quizás de más.