sábado, junio 06, 2009

Mediodía...


Al mediodía, cuando estoy muy cerca de la muerte, me tomo un litro y medio de levité de naranja y automaticamente vuelvo a la vida. Una cosa increible!